Colo Colo decepciona mostrando un pobre rendimiento y cae en su debut en la Libertadores

Había mucha expectación por ver el debut de Colo Colo en la Copa Libertadores 2018. De hecho, la presión por superar los octavos de final, después de once años, se instaló hace algunas semanas en Macul.
Pero toda esa efervescencia que se vivió en la previa del pleito frente a Atlético Nacional quedó en nada. El equipo del técnico Pablo Guede cayó por la cuenta mínima en su estreno del Grupo 2, mostrando un pobre rendimiento y dejando muchas dudas para su futuro en el certamen continental.

Y no fue un buen primer tiempo para el Cacique. Salvo un débil cabezazo de Octavio Rivero y un remate desde fuera del área de Jaime Valdés, Colo Colo no logró generar más acciones claras de gol.
Tanto el propio Valdés como Jorge Valdivia se vieron imprecisos y carecieron de ideas para hilvanar alguna jugada, pues el mayor trabajo en ofensiva de los albos fue por derecha con Óscar Opazo, pero sin claridad. En tanto, por derecha Gabriel Suazo nunca pudo crear peligro.
Además, la zaga cafetalera controló de gran forma e hizo casi imposible que Esteban Paredes o Rivero pudieran penetrarla.
En el inicio de la segunda etapa Rivero volvió a exigir al golero Fernando Monetti, pero éste no tuvo problemas para controlar la arremetida del uruguayo.
Si bien Valdivia se juntó más con Valdés para armar juego, considerando que éste último se cargó más hacia la izquierda, eso no fue suficiente para poder batir al meta de los colombianos.
Y cuando lo albos continuaron con la posesión de la bola vino una contra de la visita. A los 67 minutos Vladimir Hernández marcó la apertura de la cuenta. El menudo jugador sorprendió a la zaga, dejó en el camino al portero Agustín Orión y se despachó un golazo. De inmediato Guede realizó dos cambios para conseguir la igualdad.
Se fueron Rivero y Suazo, e ingresaron Benjamín Berríos y Brayan Vejar. Minutos después dejó el campo Valdés y entró Nicolás Orellana. Pero así y todo el elenco de Pedrero siguió con sus imprecisiones y nunca pudo crear un real peligro en el área rival.
En los minutos finales un remate de Claudio Baeza, que se fue por poco, fue lo único para consignar. Colo Colo cayó y cayó feo ante el cuadro de Medellín, dejando una imagen de un fútbol sin ideas y de poca contundencia en un torneo donde de local no se puede fallar.
El próximo choque que le espera al equipo chileno será de visita ante el Bolivar en La Paz.

Fuente: Emol